STATEMENT

Me obsesiono con historias. Narrativas personales que construyen un relato social o acontecimientos sociales que me interpelan personalmente. A partir de ellas es que abordo mis proyectos: escucho, pinto e investigo, quiero pensarlas visualmente, traerlas a discusión. Tomo esas historias como material para trabajarlas en imágenes que siempre sitúo en contexto. Imágenes situadas, emplazadas en un sistema de relaciones sociales, políticas y afectivas, frente al desenfrenado alud visual contemporáneo. La pintura es un proceso de representación, la construcción de las imágenes implica un  tiempo y espacio determinados. Las pinturas son imágenes objeto, capas de materia que dialogan con los relatos que me interesa visibilizar. Es a través de este medio que reflexiono sobre la representación, el tiempo y el entorno. Qué puede una pintura hacer hoy? Pensar la representación como un arte de acción. Realizo intervenciones pictóricas y performances efímeras. El arte como posibilidad de motor simbólico en torno a problemas que me afectan personalmente ya sea en torno a mis ideas o a mi cuerpo. Una forma de encarnar una inquietud, una responsabilidad sensible y específica con el mundo. ¿Cuál es la relevancia de poner un cuadro en un lugar, en un momento?