Y si por el mito de la alienación mental, se lo expulsa a los
límites exteriores de la ciudad, es para no ver en él la
escandalosa expresión de sus contradicciones, que han hecho
posible su enfermedad, y que constituyen la realidad misma de
la alienación social. Si se ha hecho de la alienación
psicológica la consecuencia última de la enfermedad, es para
no ver la enfermedad en lo que realmente es: la consecuencia
de las contradicciones sociales en las que el hombre está
históricamente alienado.
 
 
                                            Enfermedad mental y personalidad
                                                                           Michel Foucault.